13 julio, 2020

A LA BAJA / REINO UNIDO REGISTRO 36 MUERTES EN 24 HORAS

Mientras las cifras de contagios y decesos siguen disminuyendo, el gobierno de Boris Johnson intenta combinar la necesidad de contener el virus con su objetivo de acelerar la reactivación económica.

El Reino Unido registró 36 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, con las que la suma de decesos es de 43.550, lo que confirma al país como el más afectado de Europa por la pandemia, según indicó el Ministerio de Salud, e incluso otras estadísticas dan números más elevados.

Las cifras reportadas por el organismo informan solo de las muertes certificadas por una prueba diagnóstica, pero otras estadísticas no oficiales indican que el número real de decesos supera los 54.000 en este país.

Reino Unido es el tercer país en el mundo con más muertes, solo detrás de Estados Unidos y Brasil, y el cuarto con más contagios.

En tanto, la cartera de Salud informó que se realizaron 9,19 millones de test desde el inicio de la crisis sanitaria, de los cuales 311.151 dieron positivo y de ellos, 901 en las 24 horas.

El gobierno del primer ministro, el conservador Boris Johnson, intenta combinar la necesidad de contener el virus con su objetivo de acelerar la reactivación de la economía, que se encamina a la mayor recesión de la historia del país en tiempos de paz.

Johnson indicó en una entrevista publicada este domingo en The Mail On Sunday citada por la agencia de noticias EFE, que no prevé subir los impuestos y aseguró que «de ninguna manera se volverá a la austeridad de hace diez años», aplicada por su colega David Cameron después de la crisis crediticia de 2008, responsable en buena medida del descontento de la parte de la población que apoyó el Brexit.

El premier ganó las elecciones pasadas del 12 de diciembre por mayoría absoluta en gran parte gracias a su promesa de materializar el Brexit, que se ejecutó formalmente a fines de enero de 2020, y busca cumplir su promesa de regenerar económicamente las zonas más deprimidas del centro y norte de Inglaterra, antiguos feudos laboristas que lo apoyaron en las urnas por su respaldo a romper con la Unión Europea (UE).

Compartí