3 diciembre, 2020

ALBERTO FERNÁNDEZ CONFIRMÓ QUE NO SE PEDIRÍAN NUEVOS DESEMBOLSOS AL FMI

El Presidente aseguró que no se analiza esa posibilidad. Las alternativas que baraja Economía son acudir al Banco Mundial o al BID.

El presidente argentino, Alberto Fernández, descartó, en entrevista exclusiva con Sputnik, que su país solicite más préstamos al Fondo Monetario Internacional (FMI). El presidente Alberto Fernández aseguró este lunes que en las negociaciones con el Fondo Monetario no se analiza un nuevo desembolso al país. «No nos planteamos eso», aseguró el mandatario desde la residencia en Olivos. El equipo económico que lidera el ministro Martín Guzmán discute con staff del FMI las condiciones de un nuevo programa financiero para devolver los 44.000 millones de dólares que le prestó el organismo en menos de dos años a la administración macrista como un mega aporte a su campaña presidencial respaldada por el presidente estadounidense Donald Trump.

«Es un programa que quiere lograr los objetivos que nos planteamos siempre: que no haya ajustes sobre los sectores más empobrecidos, trabajar para sacar de la pobreza a los argentinos, buscar inversión, desarrollar infraestructura, garantizar educación y salud pública», detalló Fernández en una entrevista con Sputnik.

En las últimas semana, mientras se lidia con la presión sobre el dólar, el equipo económico comenzó a dar señales en línea con los históricos requerimientos del Fondo, en la previa a un posible acuerdo para extender el cronograma de pagos que dejó de herencia el macrismo. Por ejemplo, se anunció estos días que el Tesoro no le pedirá más dinero al Banco Central en concepto de adelantos transitorios, aunque sí podrá hacerlo a través de envío de utilidades. Esto va a en dirección con mostrar una menor emisión de pesos que pueda atizar los precios y, por ende, en el tipo de cambio real.

En este plan, la alternativa de financiamiento para sostener las reservas es, en caso de no utilizar parte del crédito pre aprobado al macrismo –del que restan girar unos 10.000 millones de dólares–, financiamiento del Banco Mundial y el Interamericano de Desarrollo (BID).

Fernández aseguró que heredó de su antecesor, Mauricio Macri, «un país prácticamente sin reservas, sin casi dólares, y con la demanda tan contenida como lo está hoy». El Presidente reconoció que tendrá «un trabajo muy duro por hacer de ordenamiento de la economía». «Hay que tranquilizarla y ordenarla, y eso supone recuperar el orden fiscal tan pronto podamos»

Respecto de la baja liquidación del sector agroexportador, aseguró que no ingresan los dólares porque especulan con una devaluación. Este lunes se conoció que, pese a la rebaja en las retenciones, la liquidación de divisas del complejo sojero en octubre fue menor a la de septiembre previo y a la de igual mes de 2019. «Ese remanente que no entra son los que juegan a la devaluación del peso, por eso insistimos en que no la esperen porque no lo vamos a hacer, ya que una devaluación solo va a empobrecer a los argentinos y nosotros tenemos recursos para aguantar, así que si quieren pelea, la daremos», advirtió.

En referencia a la brecha cambiario entre el dólar oficial y el que se obtiene en circuitos informales, el mandatario reconoció que revela un problema de antaño con la moneda local, el peso argentino. «Argentina periódicamente sufre períodos inflacionarios que a la gente le hace descreer del peso, entonces lo que buscan es refugiarse en una moneda más estable, el dólar», expuso. «La estabilidad en el mercado cambiario requiere un plan que especifique las políticas que se van a aplicar para así darle certezas a la ciudadanía, reiteró el funcionario.

Respecto al impuesto extraordinario a los grandes patrimonios, el Presidente admitió que espera una solución favorable del Congreso al proyecto de ley con el cual plantea un impuesto extraordinario a los grandes patrimonios. «Creo que es un impuesto razonable, hay que buscar el modo de que no sea injusto para que tengan que pagar tanto el accionista argentino como el extranjero», comentó el mandatario. «Eso es un tema que salió del Congreso y se está discutiendo. Estoy esperando que el Congreso resuelva», concluyó el funcionario.

Compartí