7 julio, 2020

ARGENTINA REGRESÓ A UNA VERSIÓN MAS SEGURA DE VACUNACION CONTRA LA POLIO. LA SALK

BUENOS AIRES.- Desde el lunes 1 de junio en Argentina se comenzó a aplicar para la enfermedad de la poliomielitis la vacuna Salk, una vacuna más segura y estable que la antigua Sabín. La Salk no es una vacuna nueva en realidad en más antigua que la Sabín Oral. Pero al ser suministrada de forma inyectable, fue dejada de lado ante la Sbín que además combatía los tres tipos conocidos del virus poliviris responsable de la polio.

La poliomielitis es una enfermedad muy trasmisible por el virus de la polio, que puede llegar a ser grave. Con mayor frecuencia, afectar  a lactantes, niños y niñas de 5 años.

Se trasmite principalmente por el consumo de alimentos contaminados con el virus de la polio, que se encuentra en la materia fecha. Pero también es trasmisible por contacto directo con personas infectadas por la  enfermedad. Algunos  casos pueden ser  leves pero otros pueden causas discapacidades físicas permanentes y hasta la muerte si afecta los músculos del aparato respiratorio.

 La mayoría de los casos de infección con el virus de la polio son asintomáticos y en pocos casos, los síntomas pueden comenzar con fiebre y  dolor de garganta. Algunos niños pueden presentar dolor o rigidez en la espada, cuello y piernas.

El virus afecta en particular el sistema nervioso central y causa parálisis musculares. En casos graves afecta los músculos respiratorios. El diafragma.

 No se conoce cura ni tratamiento, por lo que es fundamental la  prevención  con  campañas de vacunación permanentes en todo el mundo.

Hoy existen vacunas seguras y eficientes contra la polio. Argentina ha avanzado en el reemplazo de la vacuna OPV o Sabín vilente por la vacuna IPV O Salk , un paso necesario en el camino hacia la erradicación de la polio.

Este cambio en la vacuna de la polio, prevé un esquema de vacunación de tres dosis de con la  vacunación IPV o Salk. Estos son  a los 2, 4 y 6 meses de edad y un único refuerzo al ingreso escolar con la misma vacuna a los 5 ó 6 años de edad.

Gracias a la vacuna de la polio no se registran casos de poliomielitis en Argentina desde 1984 y  en toda América se declaró libre de polio en 1994.

Se espera en un futuro cercano, que la poliomielitis sea la  segunda enfermedad en ser erradicada del mundo. La primera fue  la viruela erradicada en 1980 a nivel mundial.

La Poliomielitis,  polio o parálisis infantil,  llamada así porque es una enfermedad que afecta principalmente a niños y niñas menores de 5 a 15 años. Es una enfermedad infecciosa que afecta principal mente al sistema central nervioso por el virus poliovirus . Hace 10 años atrás el Rotary impuso el 24 de Octubre el Día Internacional de la Poliomielitis, en honor al natalicio de Jonas Salk por ser el primer director del equipo científico que desarrollo la primera vacuna contra la polio. Una vacuna de poliovirus inactivo. La Salk fue anterior a la desarrollada por Alberto Sabin.

La iniciativa de erradicar la Poliomielitis surgió en 1988  por la OMS. Desde entonces se redujo en un 99% la enfermedad en el mundo. La enfermedad afecta el sistema nervioso central y lleva a la parálisis, atrofia muscular y muy a menudo deformaciones. En el peor de los casos puede causar parálisis permanente o muerte al paralizar el diagrama.

Cuando comenzó esta campaña en todo el mundo de erradicación de la Polio en 1988,  se registraban mil niños con parálisis provocada por el virus de la  poliomielitis por día. Y ya en  el año 2001 los registros señalaron solo mil casos en todos los países. La buena noticia que la OMS dio a conocer en  2019  fue la confirmación de la erradicación en todo el mundo de la polio tipo 3. Y declaró que solo existe la enfermedad en cuatro país en el mundo: Nigeria, India, Pakistán y Afganistán.   

La enfermedad  de la polio se conoce desde 1840, primera vez que fue descripta por el alemán Jokob Heine y se empezó a tratar recién en 1949 a partir de que el virus pudo ser cultivado en laboratorio por el bacteriólogo Jhon Franflin Enders. La vacuna Salk nació en 1954 a partir de la técnica de inoculación de la forma segura del virus inofensivo para el ser humano, pero que permite la producción de anticuerpos. En 1964 se autoriza el uso de otra vacuna la Sabin Oral,  por su facilidad de aplicación le gana en su aplicación a la Salk  que es inyectable, aunque no es dejada nunca de ser usada, se la considero siempre una versión más segura y estable.

Hoy se regresa  en Argentina el uso de la vacuna Salk, justamente por ser más estable.

FOTO: Mapfre

Redacción: AEROM NOTICIAS  

Compartí