1 marzo, 2021

CRECIÓ EL USO DE LA CAPACIDAD INSTALADA INDUSTRIAL EN DICIEMBRE RESPECTO DE 2019

Pese a la pandemia y la crisis del macrismo, el uso de la capacidad instalada industrial fue de 58,4% y así quedó por encima de los niveles de igual mes del año anterior (56,9%).

La utilización de la capacidad instalada en la industria registró en diciembre último un nivel de 58,4 por ciento, superior al registrado en igual mes de 2019 (56,9 por ciento). Respecto al mismo mes de 2019, la principal incidencia positiva se observa en el bloque de la metalmecánica excepto automotores, que exhibe un nivel de utilización de la capacidad instalada de 49,7 por ciento, superior al registrado en diciembre de 2019 (40 por ciento). El mayor nivel de utilización de la capacidad instalada se vincula con el crecimiento interanual de la fabricación de maquinaria agropecuaria y de aparatos de uso doméstico.

Los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al general son industrias metálicas básicas (73,5 por ciento), refinación del petróleo (72 por ciento), productos minerales no metálicos (69,2 por ciento), sustancias y productos químicos (63,7 por ciento) y papel y cartón (62,6 por ciento).

Los bloques sectoriales que se ubicaron debajo del nivel general son productos alimenticios y bebidas (56,9 por ciento), edición e impresión (52,1 por ciento), metalmecánica excepto automotores (49,7 por ciento), productos de caucho y plástico (49,5 por ciento), productos del tabaco (46,7 por ciento), productos textiles (42,4 por ciento) e industria automotriz (41 por ciento).

La industria automotriz muestra un nivel de utilización de la capacidad productiva de 41 por ciento, superior al de diciembre de 2019 (21,1 por ciento), como consecuencia de la mayor cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices. Las industrias metálicas básicas registran en el mes bajo análisis una utilización de la capacidad instalada de 73,5 por ciento, superior a la de diciembre de 2019 (66,1 por ciento), que se vincula con el mayor nivel de actividad de la industria siderúrgica. Según datos de la Cámara Argentina del Acero, la producción de acero crudo registra una suba interanual de 19 por ciento.

Los productos minerales no metálicos evidencian un nivel de utilización de la capacidad instalada de 69,2 por ciento, superior al de diciembre de 2019 (57,2 por ciento), como consecuencia principalmente de las subas interanuales en los niveles de producción de cemento, ladrillos huecos y placas de yeso. Los productos de caucho y plástico presentan un nivel de utilización de la capacidad instalada de 49,5% en diciembre de 2020, superior al registrado en el mismo mes de 2019 (44,7 por ciento), que se vincula con la mayor elaboración de manufacturas de plástico.

En comparación con mismo mes del año anterior, la principal incidencia negativa se observa en el bloque de productos alimenticios y bebidas, que muestra un nivel de utilización de la capacidad instalada de 56,9 por ciento, inferior al registrado en diciembre del año anterior (63,3 por ciento), como consecuencia principalmente del menor nivel de molienda de oleaginosas.

De acuerdo con datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, los niveles de molienda de soja y girasol registran caídas de 71 por ciento y 88 por ciento, respectivamente, en comparación con diciembre de 2019. Durante la mayor parte del mes bajo análisis, la actividad de la industria aceitera estuvo afectada por problemas sindicales, que generaron serias contingencias en el normal funcionamiento de las plantas de molienda.

Compartí