1 marzo, 2021

DOCENTES ADVIERTEN QUE NO ESTÁN DADAS LAS CONDICIONES PARA VOLVER AL COLEGIO

Tras el anuncio de Rodríguez Larreta, la Unión de Trabajadores de la Educación, principal gremio docente en la Ciudad, asegura que las escuelas mantienen la misma infraestructura que antes de la pandemia.

Desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) aseguraron que no están dadas las condiciones de infraestructura ni epidemiológicas para una vuelta presencial a los colegios el 17 de febrero, tal como lo anunció el Gobierno porteño. El gremio docente sostuvo que las escuelas están en las mismas condiciones que antes de la pandemia, dando a entender que no se hicieron refacciones ni adecuaciones para impartir clases en pleno rebrote del coronavirus.

La secretaria general de UTE, Angélica Graciano, remarcó que el anuncio tuvo lugar un día antes de la reunión del Consejo Federal de Educación pautada para este viernes. Se reunirán los ministros de todas las provincias junto con el de Nación para delinear el retorno a las aulas. Sin embargo, el Gobierno porteño se adelantó y avanzó con su propio plan. Un plan que va en contra de supuestos básicos para el cuidado en pandemia, explicó la dirigenta a El Destape: “Si no podés hacer una reunión en tu casa de diez personas, en ningún lado puede haber más de 10 personas todas encerradas” y remarcó que “son muy pocas” las escuelas que cuentan con aulas cuyas ventanas dan al aire libre, uno de los elementos indispensables para la ventilación y la reducción del riesgo de contagio.

De hecho, “los edificios escolares están en las mismas condiciones que estaban el 16 de marzo de 2020” y durante todo el año pasado “el Gobierno de la Ciudad no emitió ni un sólo peso en la puesta a punto de la infraestructura escolar ni construyó ningún nuevo espacio que pudiera servir para sostener la presencialidad sin poner en riesgo a estudiantes, familias y docentes”, argumentaron desde UTE en una carta que enviaron al Ministerio de Educación porteño y alertaron que la CABA está en un momento de alta circulación del virus, a diferencia de lo ocurrido entre septiembre y noviembre.

Además, Graciano denunció la constante baja en el presupuesto educativo, del 6% para este año y la no resolución de la provisión de computadoras y conectividad en los hogares para mantener la educación remota (algo que fue judicializado). Por otro lado, hizo foco en la necesidad de comprender el enorme universo que es la comunidad educativa: 300 mil estudiantes en la educación pública, 30 mil que viajan de provincia a Capital promoviendo la circulación del virus y 66 mil docentes que trabajan en más de una escuela – muchos tienen hasta cinco para lograr tener un ingreso digno -, algo que rompe indudablemente con la burbuja planteada por el Gobierno.

Respecto a la promesa de testeos a todos los docentes, la titular de UTE remarcó que nunca se hicieron durante 2020 y no se constituyeron comités mixtos ni de monitoreo. También recordó la pobreza de las canastas nutritivas que “no fueron tan nutritivas” y la falta de previsión de más puestos de trabajo docentes y auxiliares”. Frente a todo esto, lanzó una consigna: presencialidad con vacuna.

“Vacunás a los de inicial, vuelve inicial; vacunás a los de primaria y vuelve primaria; vacunás a los de secundaria y vuelve secundaria. Tienen que vacunarnos a todos porque en una escuela tenés cocineros, camareros, auxiliares de portería, maestras, profesores de extracurriculares, la cooperadora, los padres, los alumnos. Toda esa gente circula” por el establecimiento, explicó Graciano.

Sobre esto, la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, le dijo a El Destape: «Para nosotros la vacuna sí es importante en el sentido que creemos que es una manera de proteger a los docentes en un momento en el que estamos viendo un aumento de casos. La otra cuestión es monitorear con seriedad lo que está pasando en cada lugar del país y discutir las condiciones edilicias y de infraestructura en cada provincia».

Es que la vuelta a las aulas dependerá de la situación epidemiológica de cada jurisdicción. Para eso, desde UTE pidieron implementar un índice similar al usado por Estados Unidos y que divide el panorama en tres: contagios diarios en promedio en los últimos 14 días, el porcentaje de positividad y movimiento de la curva en el mismo lapso.

En base a esos indicadores se podrá determinar que hay riesgo alto cuando hubiera 200 casos cada 100 mil habitantes cada 14 días y una positividad mayor al 10%; riesgo medio entre 50 y 200 casos cada 100 mil habitantes y una positividad de entre el 8 y 10%; y riesgo bajo con menos de 50 casos y una positividad menor al 8%.

Como medida de rechazo, dijo Graciano, tienen la posibilidad de “retención de servicios, que es algo que prevén la ley de asociaciones sindicales y la Organización Internacional del Trabajo”. La misma estipula “que cuando hay incumplimiento de la patronal, te podés retirar”. O sea, si al llegar a las aulas no hay cuidados suficientes, pueden irse.

El anuncio
El Gobierno porteño anunció un retorno escalonado: el 17 de febrero para jardines Maternales, el Nivel Inicial, primer ciclo de Primaria (primero, segundo y tercer grado) y primer ciclo de Secundaria (primero y segundo año); el 22 de febrero para las escuelas el resto de Primaria; y el 1 de marzo los años restantes del nivel secundario. Para ello, proveerán kit de limpieza, una guía de cuidados y los docentes de escuelas públicas recibirán además barbijos quirúrgicos.

Mientras trabajan en un plan de contingencia para casos sospechosos y confirmados, aseguraron que hicieron un análisis del universo docente de riesgo y la factibilidad de reemplazo. Aquellos que pertenezcan a grupos de riesgo quedarán exceptuados de la vuelta a la presencialidad, al igual que los menores que integren esos grupos o vivan con personas que formen parte de ellos. Por otro lado, continuará la entrega de la Canasta Escolar Nutritiva.

El Gobierno porteño informó cómo será el regreso a clases. Habrá un plan de testeos desde el 8 de febrero, el transporte público será prioritario para estudiantes y docentes en los horarios de ingreso y egreso a las escuelas. Además aseguraron que están trabajando junto con los Gobiernos Nacional y Provincial para aumentar la oferta de colectivos.

Los viajes en transportes escolares tendrán un refuerzo en las medidas de higiene y distancia social. Solo se admitirán chicos sentados, como es la regla en el transporte escolar, utilizando tapabocas y con ventilación exterior. Además, se recomienda que los viajes se hagan siempre con las ventanillas abiertas, para favorecer la ventilación natural.

Por otro lado, anunciaron que ampliarán facilidades para acceder a la compra de una bicicleta propia, con líneas de financiamiento del Banco Ciudad en hasta 36 cuotas sin interés. El sistema Ecobici seguirá siendo gratuito de lunes a viernes y se incorporarán bicicleteros en los colegios para dejar este tipo de vehículos.

Finalmente, se fomentarán los viajes a pie con cortes parciales de calles para ensanchar veredas y el Ministerio de Seguridad y Justicia retomará el plan de “Senderos seguros” para quienes se mueven caminando.

Compartí