22 octubre, 2020

EL DÓLAR, PUERTAS ADENTRO DEL GOBIERNO

El Ejecutivo tomará medidas para facilitar la disponibilidad de divisas a grandes inversores, como mineras y petroleras. Los incentivos para que el campo venda, entre operaciones y estudio fiscal.

La reunión que el presidente Alberto Fernández mantuvo este fin de semana con su equipo económico disparó versiones sobre anuncios respecto al dólar que se mezclaron con filtraciones del sector privado y los mercados. El dato más fuerte, y que resume lo charlado en Olivos, es que el Ejecutivo observa la necesidad de ordenar algunas cuestiones técnicas que les garanticen al sector privado que invierte y deja divisas el acceso al mercado cambiario en condiciones normales. Una especie de guiño a algunos rubros con desembolsos fuertes por venir. En este pelotón, hay dos que verán novedades, como los sectores minero y energético.

En este contexto, se colaron además operaciones cruzadas sobre una supuesta idea oficial de incentivar la liquidación de dólares del campo vía menos retenciones. Por ahora, ese tema está más cerca de una intención que de anuncios formales. Aunque sí el Gobierno cree que esos 10 mil o 12 mil millones de dólares de granos (soja y maíz) sin vender, o que esperan tener precio, serían insumo interesante para alimentar unas reservas golpeadas en un plazo no mayor a tres meses.

Este jueves, cuando se reúna el directorio del Banco Central (BCRA), su titular, Miguel Pesce, detallará dos normativas que no serán anuncios sino simplemente comunicaciones técnicas. Según supo Página I12, habrá una flexibilización para empresas mineras y de energía que les garantice la disponibilidad de dólares para fines de pago de deudas. Creen en el Gobierno que ese sector, de inversión intensiva, necesita una señal que no le afecte la perspectiva de su negocio, centrado buena parte en Vaca Muerta, la cuna de las divisas petroleras.

Luego de las medidas cambiarias que endurecieron las condiciones para acceder a divisas, las empresas con deudas en dólares fueron las más perjudicadas dado que deben refinanciar sus pasivos. Sería, en este orden, una decisión más de contexto y de clima que sobre el dólar en sí mismo.

El caso de los dólares del campo es distinto. En el Gobierno hay posiciones disímiles sobre cómo estimular al productor para que les vendan, sobre todo la soja, a los exportadores. Lo que descartan de plano, hoy, son bajas en las retenciones. No sólo porque el ministro de Economía es el cancerbero del costo fiscal, sino porque las medidas de este estilo no se declaman ni se filtran, se anuncian. Incluso en el sector privado creen que los que dispararon el rumor de una baja en derechos de exportación fueron sectores que quieren estimular la no venta a la espera de mejores condiciones, con intención de perjudicar al Gobierno.

De todos modos, el Gabinete Económico tiene sobre la mesa diferentes papers que acercaron privados, algunos de los cuales ofrecen esquemas de impacto fiscal sobre descongelamiento paulatino de retenciones y hasta modificaciones en tributos al combustible y los fertilizantes. Todas opciones en estudio y sin confirmación oficial.

Así, apareció sobre la mesa apurar los reintegros por el Fondo de Compensación para los pequeños productores, un tema estipulado por ley que se discutió fuerte justo antes del inicio de la cuarentena por la Covid 19. Lógicamente, el impacto de esta medida será menor.

Desde el Gobierno descartaron ante este diario la posibilidad de que haya un dólar campo. “Hoy los productores reciben un dólar a cerca de 50 pesos, y compra al dólar de las transacciones comerciales, que no se tocó”, explicaron.

Compartí