1 marzo, 2021

EL GOBIERNO LE PIDIÓ A LOS EMPRESARIOS LUCHAR CONTRA LA INFLACIÓN

Santiago Cafiero instó a los empresarios a «establecer un acuerdo político y social entre los distintos sectores de la sociedad».

El Gobierno nacional, representado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y por los ministros que integran el Gabinete Económico, recibieron a los principales empresarios del país. El objetivo central fue pedirles una apertura al diálogo para combatir la inflación.

La actividad se llevó a cabo en el Museo del Bicentenario y la apertura estuvo a cargo del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien aseveró que «no existe una sociedad que se realice sólo desde el Estado, pero tampoco una que se realice sólo desde el mercado». La reunión tuvo lugar, después del encuentro que el Gobierno mantuvo con la dirigencia sindical.

Además de destacar la recuperación económica, el ministro coordinador apuntó que «hay que hacer más vigoroso todo el enclave exportador argentino». En esa línea, expresó: «Teniendo en cuenta la pandemia y el estado de situación, lo que queremos es establecer un acuerdo político y social entre los distintos sectores de la sociedad. Por eso esta convocatoria».

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas afirmó que el objetivo es continuar con el proceso de desinflación, “generando compromisos cruzados entre las empresas y sectores de la economía, también los sindicatos, de modo que los salarios le ganen a la inflación y la inflación no esté por encima del 29 o 30% este año”.

El funcionario aseguró a la prensa en Casa Rosada que “Argentina está viviendo un escenario de aumento de los precios de los commodities que tiene su lado virtuoso, porque genera dólares en el Banco Central que relaja la situación del sector externo, pero al mismo tiempo queremos evitar que eso se transforme en suba precios”. Para explicar cómo resolver el desequilibrio, el ministro puso el ejemplo del fideicomiso que diseñaron con el sector aceitero, por un lado, y el acuerdo que se inició precios accesibles para la carne, por el otro.

Por su parte, el ministro de Economía, Martín Guzmán, señaló: «Por la crisis de la balanza de pagos y luego la pandemia, la macroeconomía está muy desordenada, entonces hay que empezar a trabajar cadena por cadena y precio por precio para ver donde se producen los saltos».

La reacción de los empresarios
Del lado de los empresarios, Daniel Funes de Rioja, presidente de la Copal y dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA), dialogó brevemente con la prensa y sostuvo que el diálogo con el Gobierno «es muy importante» para buscar una «estabilidad macroeconómica que detenga la espiral inflacionaria» y advirtió que «nada de eso se consiguió durante el Gobierno de Mauricio Macri».

Respecto de los señalamientos realizados ayer por los líderes sindicales contra los formadores de precios, comentó que la inflación no tiene un solo origen, y que «el año pasado los alimentos procesados tuvieron los precios congelados, subieron entre 4 y 10% y la inflación fue de 36».

En tanto, el Ceo de la cervecería Quilmes, Martín Ticinese, expresó: “El año pasado y este año estamos acompañando salarios con inflación y nos enfocamos en mantener el empleo”. A su turno, el Ceo de Toyota, Daniel Herrero, expresó: “Transitamos un camino bastante similar de diálogo entre gobierno, sindicatos y todas las empresas que representamos a los fabricantes de automóviles y autopartes y creo que, más allá de algunas reuniones ásperas que hemos tenido y que van a seguir habiendo, hemos logrado resultados que nos ponen contentos a todos”.

Por último, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Ivan Szczech, aseguró que están «dispuestos a trabajar en mesas sectoriales como se viene haciendo».

Compartí