10 julio, 2020

EL MUNDO PATAS ARRIBAS Y MACRI JUGANDO CON LA VIDA. NO LA SUYA! SÍ LA TUYA Y LA MIA

Por Elia Fernández

Macri como muchos otros empresarios devenidos en políticos en el país,  opina que a la Argentina le hace más daño el populismo que el coronavirus. Marcos Peña, Patricia Bullrich, Darío  Lopérfido entre otros,  no dejan pasar oportunidad para denostar las medidas del gobierno. Son claros negacioncitas de la Pandemia y contrarios a la cuarentena obligatoria que  quedo demostrado salva vidas en el mundo entero. Como dicen los infectológos,  los especialistas investigadores de la epidemia del covid-19, hoy la única vacuna posible es el Aislamiento Social. Quedarnos en las casas y dejar la circulación solo para quienes están en la franja de ciudadanos exceptuados de la cuarentena por realizar tareas vitales para el resto de la población.  

En el mundo hoy se le pide a los Estados Nacionales que atienda la Pandemia. Que administre los recursos de salud porque el sector privado no pude asumir esa responsabilidad,  ni solventar ese gasto. Las camas de todas las clínicas privadas, todos los  respiradores e insumos médicos necesarios para cuidar a los infectados,  como para cuidar a los médicos y a todos los profesionales de la salud involucrados,  es puesta bajo la responsabilidad de los Estados.

Y si hablamos de economía, nuevamente son los Estados Nacionales los que toman carta en el asunto. Se inmiscuyen en la economía privada  para ofrecer salvatajes a las pequeñas y medianas empresas para evitar el quiebre y la consecuente pérdida de puestos de trabajo.

¿A ese populismo se referirá Mauricio Macri ? O tal vez se refiere, al que debe repartir alimentos a la población desocupada y fuera del sistema. A la población que el mercado de trabajo y el neo liberalismo arroja a la fosa común del desempleo.

En Europa, en Italia, Francia y en Alemania se evalúa la estatización de las empresas como la última posibilidad de salvar a los ciudadanos de una recesión como no se ve  desde hace décadas. Desde la depresión de 1929.

La intervención del Estado en la historia de las Naciones es imprescindible para equilibrar los defectos del liberalismo, de las reglas del mercado. Si el mercado nos pone en un estado permanente de competencia, en guerras intestinas por liderar la competencia. Guerra que cuentan sus bajas en desocupación, quiebras de empresas, caídas de precios en la bolsa de Valores. En definitiva en miseria,  pobreza, desigualdad  para grandes sector de la población.

Ahora bien, cuando todo eso pasa,  son los Estados Nacionales los únicos que se pueden ocupar de que  el valor vida no se devalúe al punto de la extinción.   

La Pandemia por el covid-19 que azota al mundo entero podría poner el mundo como lo conocemos “patas arriba”. Es una oportunidad más que tiene la humanidad para rever sus sistemas políticos y económicos y empezar a desplegar procesos sociales que marquen las pautas para una evolución con arreglo a la igualdad, la justicia y la paz.

Redacción: AEROM NOTICIAS

Compartí