13 julio, 2020

EL TRATAMIENTO ARGENTINO CON PLASMA QUE RECIBIÓ INSAURRALDE

BUENOS AIRES.- Después de la reunión cumbre en Olivos entre Alberto Fernández, Rodríguez  Larreta y Axel Kicillof , lo que importará para tomar decisiones de cómo seguir la cuarentena en el AMBA son el número de camas disponibles para las terapias intensivas.

Se enciende una   esperanza es la terapia con plasma inmune, un  tratamiento  que tiene su historia en Argentina. Ya que fue descubierto en el país entre los años  50. El mundo entero está expectante de los resultados que arroja este tratamiento para mitigar los daños que la pandemia hace a la salud de los seres humanos.

El hallazgo de este método para combatir infecciones virales se realizó durante la epidemia de  fiebre hemorrágica  argentina. Se pudo observar en ese entonces que reducía la letalidad de la enfermedad viral en 1958.  Para el covid-19 se comenzó a utilizar el método con pacientes con la enfermedad,. Pero en el país no había un  protocolo para el uso terapéutico de este  procedimiento medico.

 Hasta que una resolución del Ministerio de Salud estableció el uso del plasma, en  pacientes  que cursan la enfermedad, donado por pacientes ya recuperados de covid-19,  con fines terapéuticos

 Ya van seis meses desde que se  declaró  pandemia, desde  la Organización Mundial de la Salud (OMS) y todos los laboratorios de investigación corren tras la busca de un tratamiento efectivo y una vacuna contra el covid-19.

De todos los fármacos y tratamientos que se vienen experimentando para combatir el coronavirus, el invento argentino con plasma neutralizado de pacientes recuperados de la infección es el que surgió como alternativa segura. Y esto es considerado así por los antecedentes, que dieron muy buenos resultados en  enfermedades virales como: MERS-CoV, ébola y en la epidemia de gripe H1N1.

El origen del tratamiento con pasma, data de las décadas de  los años 50 y 60, durante  la epidemia de fiebre hemorrágica argentina, que fue devastadora a nivel de pérdidas humanas. El plasma inmune de convaleciente, que aplicado en etapas tempranas de la enfermedad, logró  reducir significativamente la letalidad. El  hallazgo fue el doctor Julio Mauztegui ,que junto a  un grupo de profesionales trabajó  sin descanso  para mitigar el llamado  “mal de los rastrojos” o “virus Junín”  enfermedad viral aguda grave trasmitida por el ratón de la especie Calomys musculinus.

Para la implementación de esta técnica de tratamiento con plasma donado por pacientes recuperados de covid-19, se dictó la  Resolución 783 del Ministerio de Salud el 17 de abril  y establece  la creación de un Plan Estratégico para regular el uso de plasma, con fines terapéuticos.

El Plan mencionado consta de  tres ejes de investigación: un Proyecto para desarrollo Inmunoglobulina Hiperinmune,  a partir de un sistema in vitro para la determinar  anticuerpos neutralizantes anti-SARS Cov-2 en pacientes recuperados de COVID-19. Lo que está siendo  coordinado por el ANLIS(INEI – Malbrán, INEVH – Maiztegui) .Y  un Proyecto de desarrollo de un Ensayo Clínico Nacional para evaluar la seguridad y eficacia  del uso de plasma de convalecientes en enfermos de covid-19. El que está a cargo de la Dirección de Sangre y Hemoderivados.

 Se difundió Infobaes, Patricia Epstein especialista en hemoterapia e inmunohematología y jeja de la División de Hemoterapia del Hospital Durand  contó que “a mediados de marzo comenzaron a desarrollar un protocolo en el que estuviera contemplado la obtención y uso en el hospital de plasma para ser utilizado en los pacientes que así lo requieran” “comenzamos valorando las necesidades para desarrollar en un marco de seguridad y desde hace diez días  completamos el diseño y empezamos a convocar a personas mayores de 18 años y menores de 65 que se hayan recuperado de covid-19” y detalló que “se les hace una entrevista en la que se les explica el procedimiento y se los somete al cuestionario de donantes de sangre, además de ahondar en algunos detalles sobre el curso de su enfermedad”

 Lo más importante para desplegar el tratamiento con plasma es estar seguros,  que el plasma que se extrae está libre de virus y posee una determinada cantidad de anticuerpos.

Como no existe una disposición que obligue a los pacientes recuperados de covid-19 a donar su sangre se apela a un compromiso moral y al deseo de las personas en ayudar a otros que están padeciendo la enfermedad y que sus donaciones podrían salvar sus vidas.

Al paciente que es “candidato” a recibir este tratamiento se le informa que puede llegar a formar parte de esta línea terapéutica y se le solicita la autorización para ser incorporado al protocolo.

INSAURRALDE CON TRATAMIENTO DE PLASMA DONADO PARA COMBATIR COVID-19

El intendente de Lomas de Zamora luego de recibir un tratamiento de plasma de pacientes recuperados de covid-19 expresó “pasé mi mejor noche”.

Martin Isaurralde, está internado hace 11 días en el Hospital Lavallol y el domingo hablo sobre el tratamiento de plasma de donates recuperados de covid-19 que accedió a realizarse dado los antecedentes  de salud, que lo ponen en un enfermo de riesgo “anoche pasé mi mejor noche. Me siento bárbaro, la capacidad pulmonar está bárbara, con oxigenación y ningún dolor de garganta ni muscular.”

También se refirió a que a  24 horas de haber iniciado el tratamiento con plasma su evolución fue significativa “Me llegó el plasma, me hicieron una pequeña intervención quirúrgica para pasármelo porque yo no tengo buenas venas” dijo  Isaurralde  desde su internación en el Hospital Lavallol

FOTO: 1270LARADIO

Redacción: AERON NOTICIAS

Compartí