25 mayo, 2020

GROOMING/ EL PROFESOR DETENIDO POR ABUSAR DE SUS ALUMNOS YA ESTA EN CÁRCEL COMÚN

BUENOS AIRES.- El profesor Adrián Rowek que fuera sorprendido en la cama con un adolecente de 14 años  espera el desarrollo del  juicio en su contra  por corrupción de menores y abuso deshonesto en una cárcel común.

Rowek de 50 años es profesor de lengua y tenia costumbre de acosar a sus alumnos por las redes sociales. Primero se ganaba la confianza de ellos desplegando todas sus dates carismáticas”este profesor es buena onda” solian decir los pibes. Y así  se  iba ganaba la confianza de sus víctimas.

Las autoridades del colegio Nacional de Buenos Aires donde él  se desempeñaba como preceptor,  lo invitaron a renunciar,  luego de recibir quejas  de parte de los padres de los alumnos  “Hubo quejas de padres por ciertas actitudes y miradas a chicos que no correspondían. Era una persona muy carismática, que caía muy bien entre los alumnos”

Hoy la justicia porteña atendió el pedido de la fiscal Daniela Dupuy que pidió a la jueza penal, contravencional y de faltas porteñas Cristina Lara que Rowek cumpla presión preventiva en una unidad penitenciaria.

El profesor de lengua será acusado por otros hechos además de por el que se produjo su detención. La  denuncia de un padre de un niño de 12 años al que le encontró mensajes de contenido sexual enviado por Rowek.

En las redes sociales ya circulan comentarios de padres y ex alumnos que lo acusan de abusador de menores y cuentan sus trágicas experiencias con el docente. También lamentan la complicidad de los establecimientos escolares donde se desempeño como docente y que no fueron capaz de realizar la denuncia correspondiente teniendo claras evidencias de lo que pasaba entre Rowek y sus alumnos varones.

 Un padre preocupado cuenta en un chat de Madres y Padres Autoconvocados : “con cautela, (a una autoridad de un colegio) le mencione mi preocupación, sin hacer nombres propios; sin embargo, él supuso con certeza de quién estábamos hablando. Ante la ausencia de respuesta y la incomodidad que sentí, porque los compañeros de mi hija decían que eso no era posible, que este profesor era buena onda, le pedí a ella que estuviera alerta y les avisara a sus compañeros más cercanos. Hoy algunos de ellos son lo que le avisaron de  este procedimiento policial que se demoró por lo menos diez años en concretarse”

FOTO: La Nación

Redacción: AERON NOTICIAS

Compartí