21 octubre, 2020

MARTÍN GUZMÁN ASEGURÓ QUE NO HABRÁ DEVALUACIÓN

Al hablar en el encuentro, el funcionario explicó que la brecha cambiaria no impacta directamente en los precios. Adelantó que se modificarán los controles de capital en el dólar contado con liquidación para facilitar las operatorias y que deje de ser un mercado tan chico y volátil.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, participó por primera vez del Coloquio de IDEA, el encuentro que realiza todos los años el establishment, esta vez, de manera virtual. Explicó que la brecha cambiaria entre el tipo de cambio oficial y los paralelos no impacta de manera directa en los precios, pero “importa por lo que genera en las expectativas”. Al igual que el presidente Alberto Fernández cuando dio su discurso, negó que vaya a haber una devaluación.

Por el contrario, anticipó que habrá cambios en el dólar contado con liquidación (CCL), para facilitar las operatorias, y que deje de ser un mercado tan chico y por ende “volátil”. Además, el economista ratificó que los precios se mueven al tipo de cambio oficial, y anticipó que la inflación en 2021 será menor al 40 por ciento, 20 puntos por debajo del récord de 2019, cuando alcanzó el 53,8 por ciento.

Las definiciones fueron realizadas en una entrevista con el periodista de Clarín Fernando González, en el Centro de Exposiciones de la Ciudad de Buenos Aires, y transmitida a través de la plataforma virtual que armó IDEA para este año. Como en todas las exposiciones, el muro público donde se puede comentar en directo volvió a ser protagonista: los empresarios organizadores de IDEA le bajaron el tono a las críticas, valoraron la presencia del ministro y escribieron que su presencia un “gran avance” para alcanzar acuerdos.

Dólar
Las tensiones cambiarias fueron uno de los temas más presentes entre los empresarios durante el coloquio de este año. Guzmán explicó la causa de la brecha entre el dólar oficial y los paralelos tuvo que ver con la pandemia que repercutió en el frente fiscal. Afirmó que los valores históricos que alcanzaron los tipo de cambio paralelos y financieros “no representa la realidad”.

Por este motivo, el Banco Central continuará con la misma política para el tipo de cambio oficial, que es la evolución de la mano con los precios, para que se mantenga la estabilidad del tipo de cambio real. Así, indicó que el dólar oficial a fin de año será de 81 pesos y para fines de 2021, de 102 pesos, tal como plantea la ley de presupuesto.

Sin embargo, anticipó cambios en el dólar contado con liquidación, dado que es un mercado con transacciones financieras de pesos contra dólares que al gobierno le “importa” que exista. Pero no como está ahora: “Por los controles se fue achicando y se volvió más volátil, y aunque no afecta de manera directa, si lo hace en las expectativas”. En este sentido, anticipó: “Nos vamos a ir moviendo en facilitar esas operaciones”. En ese momento Juan Nápoli, director de la Asociación de Bancos, escribió en el muro: “Se viene la flexibilización del CCL”. Miguel Blanco, director general de Swiss Medical, contestó: “Desdoblamiento cambiario con el CCL como mercado libre”.

Uno de los momentos más álgidos del muro fue cuando Guzmán hizo referencia a las reservas. El periodista le consultó acerca de las “pocas reservas que hay” y qué pasaría si no llegan los agrodólares tras la baja en las retenciones. “Cuidado con lo de pocas reservas”, aseguró Guzmán, y agregó: “Habría que ver para qué son pocas. Si, son pocas para sacar el cepo, pero son 41 mil millones de dólares, que se pueden hacer líquidas de un momento a otro, hoy tenemos los instrumentos para mantener la política cambiaria”. En ese momento, González le consultó cuántas eran las reservas líquidas, y el ministro contestó: “No es sólo lo que hay líquido sino lo que podemos hacer líquido. Esos datos los manejamos nosotros”.

En ese momento, los ejecutivos cuestionaron que no compartiera el dato, y otros publicaron estimaciones propias. Diego Pino, de la química Trasclor, salió al cruce: “Si por un lado requerimos institucionalidad, no podemos exigirle al ministro que informe el nivel de reservas, que es un resorte del BCRA”.

Gasto público

En la tercera jornada del encuentro, desde el Coloquio de IDEA presentaron un documento con siete propuestas para el Gobierno. Una de ellas es reducir el gasto público para poder reducir la carga tributaria. Guzmán fue consultado sobre este punto y dijo que lo que hay que hacer es “racionalizarlo”, como se hizo en el presupuesto, donde se priorizó la obra pública o la investigación por sobre los intereses de deuda.

La forma de financiamiento del gasto y del déficit fiscal fue uno de los planteos que también atravesaron el Coloquio, dado que los empresarios pronostican que la emisión se trasladará a la inflación. En este punto, Guzmán anticipó que el proyecto de ley para reestructrar con el FMI tendrá un capítulo especial, donde se va a determinar “un sendero fiscal y de reducción de las necesidades del financiamiento monetario”. “Argentina tiene que converger al equilibrio fiscal, la sostenibilidad fiscal debe ser una política de Estado”, aseguró Guzmán.

Luego de las críticas en directo a Guzmán por su opinión sobre el dólar, el gasto y las reservas, los empresarios como Roberto Murchinson, Mariano Bosch o Gastón Remy, pertenecientes a la organización de IDEA, bajaron el tono de los comentarios. “Valoro mucho la presencia del ministro”, escribían. “El debate democrático es así, muy importante para construir consensos”, agregó Javier Goñi, CEO de Ledesma.

Compartí