19 abril, 2021

PREOCUPA LA SEGUNDA OLA DE CORONAVIRUS, FERNÁNDEZ Y KICILLOF ANALIZAN RESTRICCIONES PARA UNA «NUEVA FASE 3»

La nueva etapa, que aspiran a que sea de consenso con el macrismo, implicará menos circulación de personas sin afectar la actividad industrial y comercial ni tampoco la presencialidad en las escuelas.

La segunda ola de coronavirus con nuevas cepas más contagiosas preocupa y enciende alarmas en todo el país. Esta tarde el presidente Alberto Fernández y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, mantuvieron un diálogo telefónico en el que analizaron la suba de los casos y en avanzar en consensuar «restricciones adicionales» a las ya anunciadas que podrían devenir en una «nueva fase 3». Esta etapa, aseguraron desde la gobernación bonaerense a El Destape, implica bajar el nivel de circulación de personas sin afectar la actividad industrial y comercial ni tampoco la presencialidad en las escuelas.

Fernández y Kicillof ya trabajan en nuevas restricciones consensuadas con la oposición ya que la repentina suba no deja margen para especular con los tiempos. «Es necesario tener todo acordado para aplicar el freno de mano cuando sea necesario», confiaron a este medio. Todos deben estar en sintonía. Es por eso que no se descarta que mantengan un encuentro en los próximos días con el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, para trabajar específicamente en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Cualquier medida que adopten y que implique mayores restricciones, aseguran desde las tres administraciones, deberá afectar lo menos posible en la actividad productiva. No habrá una cuarentena estricta como conocimos con la llegada de la pandemia al país en marzo del 2020.

Más precisiones sobre las medidas que adoptarán si se decide implementar la «nueva fase 3» en algunos municipios las dio el jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García. En diálogo con La Red marcó que implicará nuevas restricciones vinculadas a mayor control de actividades recreativas como teatro, bares, restaurantes y otras vinculadas al transporte público, como el «controlar más que no haya viajes con gente parada».

En diálogo con radio 10, el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak se refirió al registro diario de casos. «Hay margen, el tema es la velocidad en que están llegando los casos», expresó. En el territorio bonaerense, en las últimas dos semanas registró una suba constante de los casos al punto de que hoy se informó el doble de contagios que el 17 de marzo. Mientras que a nivel nacional la cantidad de contagios diarios hoy es casi el doble en todo el país (el 17 de marzo se registraron 8.304 casos y hoy 16.056). Al avance firme en la campaña de vacunación para frenar el impacto de la segunda ola, la gestión de Kicillof resolvió esta semana suspender las actividades recreativas entre las 2 y 6 de la mañana en los 110 distritos que están en fase 4, limitar reuniones sociales, reforzar los controles e implementar el teletrabajo en dependencias estatales como hizo Nación. Este punto fue en el que se diferenció el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, quien no adhirió a la medida. «No podemos parar la ciudad», lanzó.

Esa reacción generó una alerta en el gobierno provincial, por lo que buscarán un consenso en torno a las restricciones más duras que se tendrán que implementar si la curva de casos profundiza el alza. «No se pueden cortar solos», advirtieron en relación a que no queda margen y que de continuar este ritmo de suba las nuevas medidas se implementarán en breve.

Compartí