SE REACTIVÓ VASSALLI Y 300 EMPLEADOS VOLVIERON A LA PLANTA

Un empleado habla por telétono en la entrada de la Planta 2 de la empresa Vassalli Fabril, que desde el año pasado atraviesa una aguda crisis. En una asamblea los trabajadores, con la presencia de Diego Romero (Secretario General de la UOM Firmat) y Pablo Cerra (Abogado de la UOM Seccional Rosario) decidieron la toma de la empresa para prevenir el vaciamiento. Dentro de la fábrica quedaron los empleados que hace meses cobran parte de su sueldo en cheques sin fondos y los trabajadores despedidos el año pasado, que luego de un primer pago normal corrieron la misma suerte, recibiendo cheques que a la hora de cobrarlos fueron rechazados.

Por la reapertura de la fábrica de cosechadoras 300 personas recuperaron sus puestos de trabajo y ya cobraron su primer sueldo. Además la rueda le llegó a decenas de Pymes de la actividad metalmecánica de la zona.

La nueva etapa que inició en enero de este año Vassalli Fabril SA, gracias a la inyección de capital aportado por un grupo inversor, empieza a visibilizar resultados que generan buenas expectativas para el futuro de esta emblemática industria de cosechadoras establecida en la ciudad Firmat.

A la par de los trabajos para reacondicionar la planta, que durante meses se mantuvo prácticamente paralizada, comenzaron a llegar insumos para ser destinados al plan de producción 2020 que contempla la fabricación de 24 unidades.

La firma confirmó a través de un comunicado que «avanza en la producción en serie de las cosechadoras axiales V760 y V770, categoría 6 y 7, respectivamente, y proyecta continuar fabricando las exitosas cosechadoras convencionales V1150 y RV150 y el modelo híbrido (axial y convencional) DR550, categoría 5, y asegurar el abastecimiento de repuestos y el soporte técnico a sus clientes».

Y en esa línea resaltó que, a instancias de lo planificado, busca superar el nivel de facturación de 30 millones de dólares anuales alcanzados en la década pasada. La reconocida empresa firmatense, que tiene 70 años de experiencia en la fabricación de cosechadoras y es la única del rubro de capitales íntegramente nacionales, gestiona las marcas Vassalli y San Roque, cuyas maquinas cuentan con el 80 por ciento de componentes también fabricados en el país.

«Hoy en Vassalli pudimos construir un presente y generar un futuro de transformación en innovación productiva, porque 300 personas recuperaron sus puestos de trabajo y una fábrica que funciona también le devolvió a unas 350 pymes de la industria metalmecánica la posibilidad de seguir generando trabajo argentino, lo que significa sumar en la cadena unos 3500 empleos indirectos», dijo al diario Nación, Héctor Sendoya, una de las caras visibles del grupo fiduciario que está conduciendo los destinos de Vassalli.

En esa dirección además indicó que «no podemos pedir al mundo que nos crea si los argentinos no invertimos en nuestro país. En el mundo, el desarrollo va siempre de la mano del capital local. Creemos que la solución de la Argentina pasa por entender que somos nosotros los que tenemos que sacar al país adelante, no podemos pedir que vengan inversores externos si no damos nosotros el primer paso».

«Estamos dentro de los parámetros convenidos», sostuvo en declaraciones a la prensa local el secretario general de la seccional Firmat de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Diego Romero, además de indicar que «los trabajadores ya cobraron su primer sueldo», luego de que el grupo inversor tome las riendas de la fábrica tras sellar un acuerdo de dos años de duración y que fue ratificado por la Justicia _puesto que la firma se encuentra en concurso de acreedores_, y homologado por el Ministerio de Trabajo.

El dirigente sindical también mostró su satisfacción por el ingreso de materia prima a la planta para ser destinada a la fabricación de maquinarias, lo que posibilitó que algunas secciones empiecen a retomar sus jornadas completas de trabajo, aunque lo acordado inicialmente contempla cuatro horas de trabajo diarias con el compromiso de pagar seis.

La firma Financiamiento Estratégico SA también asumió la responsabilidad de no despedir personal y hacer frente a la deuda laboral post concursal por medio de cuotas divididas entre el transcurso de este año y durante 2021.

Cabe recordar que lo acordado no modifica el esquema accionario, cuya paquete mayoritario está en manos de la nieta del fundador de la empresa, Mariana Vassalli, pero allana el camino para que el manejo de la fábrica sea direccionado por el grupo inversor bajo la figura conocida como «fason», lo que significa manufacturar o producir por mandato de un tercero hasta que venza el acuerdo que, en este caso, abre la posibilidad de ser renovado una vez expirado los 24 meses de vigencia.

Fuente: Info Gremiales

Compartí