21 octubre, 2020

VUELVEN LOS VUELOS DE CABOTAJE, PERO CON RESTRICCIONES

Con la habilitación publicada en el Boletín Oficial, el Ministerio de Transporte trabaja para que las líneas aéreas puedan comenzar a volar a partir de este fin de semana. 

El Gobierno habilita los vuelos de cabotaje con el establecimiento del nuevo aislamiento obligatorio. Con el decreto 792, publicado este lunes en el Boletín Oficial, se permite el transporte interjurisdiccional, pero solo para trabajadores esenciales y personas que deban realizar un tratamiento médico. El Ministerio de Transporte trabaja para que las líneas aéreas puedan comenzar a volar a partir de este fin de semana. De todas formas, en los sitios web de las aerolíneas recién hay vuelos habilitados a partir del lunes de la semana que viene (19 de octubre).

Más allá de los protocolos nacionales, las provincias pueden decidir si abrir o no sus aeropuertos, por lo que se espera que a raíz de la situación sanitaria en distintos puntos del país haya destinos a los que no se pueda viajar. En las últimas semanas varios gobernadores habían manifestado su rechazo. Desde este martes habrá reuniones formales con el ministro de Transporte, Mario Meoni.

Habrá restricciones para los pasajeros a la hora de realizar vuelos de cabotaje (no así los internacionales). Sólo podrán viajar por el interior del país los trabajadores esenciales, y quienes deban realizarse un tratamiento médico. El Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, será la autoridad para ampliar las excepciones. La posibilidad de cualquier persona para viajar quedará habilitada recién cuando vuelva el turismo.

El Ministerio de Turismo le apunta a noviembre, dado que para diciembre buscarán que comience la temporada. Inclusive, el lanzamiento del Plan Previaje, que permite comprar pasajes u alojamiento con 50 por ciento de reintegro, habilita viajes a realizarse desde el primero de enero de 2021.

Más allá de la habilitación del Gobierno, serán las empresas las que definan la frecuencia, en base a la demanda. De hecho, algunas líneas aéreas (como es el caso de Andes), no volverían a operar, debido a la “baja demanda”.

En cuanto a los aeropuertos habilitados en el AMBA, los vuelos saldrán desde El Palomar y Ezeiza, debido a que el Aeroparque Jorge Newbery se encuentra en refacción. Según explicaron a este diario, las obras en la pista deberían haberse realizado hace dos años. Comenzaron recién en agosto, debido a las demoras en las licitaciones, y se espera que finalicen para febrero de 2021.

Protocolos
La ocupación es una de los grandes cuestionamientos de las aerolíneas. Tras dos años de caída del consumo y devaluaciones (la industria tiene costos dolarizados), desde el 20 de marzo que se encuentran paradas, con facturación cero. Temían que un protocolo de la ANAC que habilitara el 50 por ciento de ocupación llevaría a que un vuelo no tenga rentabilidad. De todos modos, según pudo saber este diario, no habría restricciones de este tipo y los vuelos podrían realizarse en base a la demanda de asientos. Las definiciones serán oficializadas por ANAC esta semana.

El Ministerio de Transporte se basa en las estadísticas de contagios en vuelos. En los vuelos especiales a otros países, como a Estados Unidos, que vienen llevándose a cabo hace varias semanas, no hubo casos de contagio dentro de la tripulación. Aerolíneas Argentinas realizó 700 de estos vuelos con 100 mil pasajeros, a los que países que abren sus fronteras, algunos con requisitos para el turista, el caso de Europa.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó un informe en el que indica que en 2020 se registraron 44 contagios en vuelos, período en el cual volaron 1200 millones de pasajeros. “Somos conscientes de que los datos pueden estar subestimados, pero incluso si hubiese un 90 por ciento de casos no notificados, seguiría siendo un caso cada 2,7 millones de viajeros. Las cifras son extremadamente tranquilizadoras. Además, la mayoría de los casos notificados ocurrieron antes de imponer el uso de mascarilla a bordo”, aseguró David Powell, asesor médico de IATA.

“El problema es el check in en los aeropuertos y los desembarcos”, detalló una fuente oficial a este diario. Allí es donde habrá estrictos protocolos, tal como ya ocurre con los vuelos especiales a otros países. Estos vuelos, en tanto, dejarán de ser especiales para pasar a ser regulares. Las frecuencias dependerán de la demanda que tengan las aerolíneas, y se espera que se mantengan de 5 a 10 vuelos por día.

Compartí